Unas mesas que permiten perder peso a los trabajadores han sido objeto de estudio de un grupo de investigadores de la Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, que considera que permanecer de pie a la hora de trabajar con estos escritorios puede quemar hasta 0,15 calorías por minuto más que si se permanece sentado.

El estudio se ha publicado en el European Journal of Preventive Cardiology y ha sido recogido por la agencia DPA. Tal y como explica el autor principal de la investigación, Francisco López-Jiménez, estas mesas que permite perder peso podrían emplearse para mejorar la salud de los trabajadores en las oficinas.

Los cardiólogos estadounidenses destacan que una persona de 65 kilogramos que permanezca de pie en lugar de sentado durante 6 horas al día podría perder 2,5 kilogramos por año, siempre y cuando su ingesta calórica siguiera siendo la misma. Un estudio previo, fechado en 2015, ya sugería que permanecer de pie mientras se trabaja incrementa la productividad, destaca la DPA.

Tal y como ha explicado el autor principal a la DPA, estas mesas que permiten perder peso a los trabajadores al permanecer de pie, mejoran la actividad muscular, reducen los índices de ataque cardiaco, apoplejías y la diabetes, por lo que los beneficios de estar de pie podrían ir más allá del control de peso.

Nutricionistas alemanes, indica la DPA, recomiendan interrumpir el tiempo que los trabajadores permanecen sentados con pausas de actividad para mejorar la salud de los empleados. No obstante, considera que estas mesas que permiten reducir el peso de los trabajadores podrían provocar problemas del sistema musculoesquelético en el futuro.