Duchenne Parent Project España destinó el año pasado 65.000 euros a 4 proyectos de investigación seleccionados en la convocatoria de ayudas de 2016. Identificar nuevos agentes antifibróticos, aplicar la edición genética a los tratamientos, evaluar el riesgo de muerte súbita y el uso del microARN como herramienta de regeneración muscular son los temas que abordan dichos proyectos.

Según ha informado Duchenne Parent Project España, los 4 proyectos han recibido en 2017 el pago de la segunda anualidad de la ayuda concedida para investigar sobre la distrofia muscular de Duchenne, un desorden progresivo del músculo que afecta a uno de cada 3.5000 niños en el mundo; se calcula que hay 20.000 nuevos casos cada año.

Agentes antifibróticos

El primer proyecto, de AntalGenics, pretende identificar nuevos agentes antifibróticos mediante el cribado de la biblioteca de Prestwick. Un total de 400 moléculas se han cribado para encontrar inhibidores de la síntesis de colágeno inducida por TGFβ más IL-13 en fibroblastos humano en cultivo. Los resultados preliminares obtenidos desvelaron la existencia de 46 moléculas que suprimieron TGFβ plus.

La síntesis de colágeno inducida por IL-13 en más del 30%, sugiere una posible actividad antifibrótica. El proyecto, liderado por Pura Muñoz-Cánoves y Antonio Ferrer Montiel, continuará con la validación de estas moléculas con el objetivo de identificar los mejores candidatos antifibróticos. En 2016 recibió 25.000 euros, la misma cantidad que en 2017.

Edición genética

El segundo proyecto se centra en la investigación del uso del CRISPR en cultivos de modelos animales para una transferencia más rápida de tratamientos para distrofia muscular de Duchenne a la práctica clínica. Con este fin, los científicos del Instituto de Investigación Sanitaria BioCruces de Barakaldo han diseñado una serie de tijeras de ADN para cortar exones espefíficos en el gen implicado en la citada enfermedad.

El equipo liderado por Virginia Arechavala Gomeza -que también ha recibido 50.000 euros en 2 pagos- ha probado las tijeras en líneas celulares para elegir aquellas que ofrecieran mejores resultados; la idea es probarlas en células musculares de modelos animales pronto. Para eso es necesario mejorar los métodos de cultivo de estos cultivos animales y los que permiten introducir estas tijeras de ADN en células musculares.

Riesgo de morir

El tercer proyecto becado por Duchenne Parent Project España se basa en evaluar el riesgo de muerte cardiaca súbita en pacientes con distrofia muscular de Duchenne. Investigadores de la Universidad Pompeu Fabra y la Fundación Sant Joan de Deu han realizado pruebas de imagen y ECG con las que han elaborado modelos 3D de los corazones de los enfermos.

Dirigidos por Bart Bijnens y Georgia Sarquella-Brugada, los científicos han podido analizar la reacción del corazón al hacer ejercicio y cuantificar cómo cambia la contracción cardiaca cuando el paciente realiza una prueba de agarre, así como estudiar la existencia de arritmias y los cambios en la actividad eléctrica del corazón. El proyecto ha recibido 25.000 euros en 2016 y 10.000 en 2017.

Regeneración muscular

Por último, investigadores de la Universidad de Jaén recibieron 10.000 euros en 2016 y 5.000 en 2017 para indagar sobre el uso de microARN como herramienta molecular moduladora de diferenciación y regeneración en el músculo. Tal y como explica el equipo de Amelia Arenga Jiménez, estudios recientes han demostrado que el desgaste muscular de la enfermedad de Duchenne, además de por la fragilidad de las miofibras, está causado por una falta de regeneración muscular debido a una disfunción intrínseca de las células madre musculares.

Este descubrimiento hace necesario desarrollar nuevas terapias dirigidas a modificar y mejorar la capacidad regenerativa. En ese sentido, varias evidencias recientes indican que los miARN son reguladores de la proliferación celular satelital, y datos previos demostraron que miR-106b modula la proliferación de células satélite y el compromiso miogénico. Este proyecto ha demostrado que miR-106b es capaz de detener la diferenciación miogénica de células satélite.

La inhibición de miR-106b en los músculos distróficos de ratones mdx por inyección intramuscular conduce a mejorar la regeneración muscular con una significativa recuperación funcional. Estos datos, aseguran, pueden abrir nuevas perspectivas terapéuticas mediante la identificación de nuevas herramientas moleculares para mejorar la capacidad regenerativa en la distrofia muscular de Duchenne.