El déficit de vitamina D tiene efectos diversos.

Mejorar el manejo del déficit de vitamina D es el objetivo del recién creado Grupo HD. Este reúne a profesionales de distintos niveles asistenciales y especialidades. En concreto, Reumatología, Dermatología, Geriatría, Endocrinología, Gastroenterología, Medicina Interna, Nefrología, Ginecología y expertos en metabolismo óseo y mineral. El objetivo es elaborar un documento de consenso.

Según ha informado FAES FARMA, se estima que el déficit de vitamina D afecta a entre el 37 y 50% de la población sana. Como explica Esteban Jódar, jefe de Endocrinología del Hospital Quirónsalud Madrid, en realidad la vitamina D es una hormona. Es conocida como responsable de la “adecuada absorción del calcio de la dieta para contribuir a un correcto estado de la salud ósea”.

“Hoy conocemos que la hormona D activa se comporta como un factor de transcripción. Ayuda a regular centenares de genes que juegan un papel fundamental en la regularización de la diferenciación y proliferación celular. También en control de la presión arterial, glucemia o inmunidad”, explica el también coordinador del grupo HD.

“Actualmente existen estudios que generan cierta controversia tanto en los beneficios óseos como extraóseos de la vitamina D. En este sentido, las discrepancias científicas existentes hacen necesario llegar a un consenso”, apunta Francisco Javier Aguilar, responsable de la Unidad de Metabolismo Óseo del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga. En ese sentido, recuerda que hay evidencia que asegura que tratar el déficit de vitamina D es coste-efectivo.

Efectos del déficit de vitamina D

Tal y como aclara Aguilar, “el déficit de vitamina D se asocia a una pérdida de masa ósea, presencia de osteoporosis y una mayor prevalencia de fracturas”. Estas, sobre todo si son de cadera, implican una “carga económica muy importante para el sistema sanitario”. El Grupo HD está en fase de inicial de trabajo, utilizando el cuestionario Delphi. Este se basa en la obtención de información cualitativa para conseguir un consenso.

En España, el déficit de vitamina D afecta a todos los grupos de población. En los jóvenes, afecta a un 30%, mientras que en los mayores la población afectada asciente al 87%. “Aunque la exposición solar durante el año es abundante, se ha propuesto la falta de suplementación o fortificación de los alimentos como uno de los problemas principales. Asimismo, la contaminación, la oblicuidad de los rayos solares, el color de la piel y la utilización de protectores solares podrían dificultar la formación de vitamina D”, apuntan desde la compañía, que produce un fármaco para tratar el déficit de vitamina D.