Tal y como recoge el resumen del estudio, disponible en evalmed.es, la migraña es un trastorno que afecta a alrededor de una quinta parte de la población de Estados Unidos en algún momento de su vida; las mujeres se ven entre 3 y 4 veces más afectadas que los hombres, de ahí que el trabajo se haya centrado en estudiar la posible relación de este tipo de cefalea con el riesgo cardiovascular en mujeres jóvenes.

En concreto, el objetivo de la investigación era averiguar el grado de asociación de la migraña con eventos cardiovasculares mortales y no mortales en mujeres de entre 25 y 42 años sin enfermedad cardiovascular previa. Con este fin, se analizaron los datos del Nurse’s Health Study II, uno de los mayores estudios de cohortes prospectivo sobre la salud en el colectivo citado.

El estudio incluyó a 17.531 mujeres en el grupo de migraña y 98.010 en el grupo de no migraña. Todas cumplimentaron un cuestionario en 1989, fecha de inicio del seguimiento, que duró 22 años. A lo largo de ese tiempo, las participantes notificaban bianualmente cualquier incidente de enfermedad cardiovascular, que los evaluadores verificaban revisando el historial médico o con ayuda del facultativo.

De acuerdo con Soria, a través de este estudio se ha encontrado “con una calidad de evidencia baja-moderada” una asociación en mujeres de 25 a 42 años entre “la incidencia de migraña y la incidencia de eventos cardiovasculares mayores y mortalidad cardiovascular, cuyo efecto sería de baja y muy baja magnitud”. El artículo, dice la residente, se suma a otros estudios observacionales “aún no concluyentes” que pueden considerarse “para la utilización racional del principio de precaución”.