Las jornadas, que se han celebrado en las instalaciones del Hospital Mancha Centro durante 4 días, “pretenden fomentar los conocimientos y destrezas que permitan mejorar la evolución de los pacientes adultos en parada cardiaca y otras emergencias cardiorrespiratorias”, según ha explicado la Consejería de Sanidad en una nota de prensa y ha recogido la agencia EFE.

“Este tipo de actividades formativas sirven para mejorar en evaluación y manejo de los primeros minutos de un adulto en parada cardiaca”, corrobora Azzaoui. Durante el curso de soporte vital cardiovascular, los instructores “han puesto especial atención en recalcar los cuidados inmediatos que requieren este tipo de pacientes y en fomentar la dinámica y la comunicación del equipo”, añade.

Tras una rotación por diferentes talleres, la participación en un megacode y la recreación de un caso clínico, los 16 alumnos del curso de soporte vital cardiovascular han tenido que demostrar los conocimientos y destrezas adquiridos que les han valido la acreditación de la American Heart Association (AHA), válida durante 2 años:

  1. Manejo de la reanimación cardiopulmonar.
  2. Manejo de la reanimación con desfibrilador externo automático.
  3. Manejo de habilidades de ventilación con bolsa mascarilla.
  4. Realización de un examen escrito.