La cirugía para la colocación de una endoprótesis de aorta torácica con oclusión de arteria subclavia es compleja, debido a los riesgos asociados, como la necesidad de una cirugía de revascularización del brazo o de los troncos cerebrales.

Este procedimiento, utilizado para el tratamiento endovascular del aneurisma de aorta, ofrece más ventajas porque disminuye la morbilidad y mortalidad, la cirugía es mínimamente invasiva, y reduce el riesgo quirúrgico. El paciente intervenido sólo permaneció 24 horas en la UCI, con una recuperación en planta rápida.  

Esta intervención se ha realizado gracias al arco radioquirúrgico adquirido recientemente y que ha dado buenos resultados para realizar tratamientos como el de embolización de endofugas. Durante el proceso se contó con la colaboración de los servicios de Anestesia, UCI y Radiología.