Una intervención pionera implanta un MitraClip para reparar la válvula tricúspide de un paciente en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahinda (Madrid). Los cardiólogos hemodinamistas han sido los encargados de esta operación sin precedentes por ser mínimamente invasiva que reparan esta enfermedad sin cirugía, según informan desde Portal Salud de la Comunidad de Madrid.

La insuficiencia de la válvula tricúspide es una patología que se da en esta válvula, también llamada válvula olvidada, que divide el ventrículo derecho del izquierdo. En una persona con buen estado general de salud, el flujo sanguíneo debe ir de aurícula a ventrículo y esta válvula tiene que evitar que la sangre vuelva a la aurícula. La insuficiencia se da cuando la válvula tricúspide no cumple su función y hay un reflujo sanguíneo del ventrículo a la aurícula.

Las personas que sufren esta patología en la válvula tricúspide ven afectada su calidad de vida de un modo considerable. El tratamiento es médico y, en numerosas ocasiones, no pueden hacerse intervenciones quirúrgicas porque el riesgo es elevado, razón por la que esta técnica es una buena opción para los pacientes. La implantanción de MitraClip dura 2 horas, más o menos, y consiste en avanzar con una especie de clip mitral al corazón mediante un catéter que se mete en la vena femoral. Una vez que se orienta hacia la válvula tricúspide, sujeta 2 de los 3 velos de la válvula y se reduce así el reflujo ventrículo auricular.