La Comisión de Seguridad del Paciente del Puerta del Mar ha realizado este protocolo con el objetivo de mejorar la enfermedad tromboembólica venosa y, con ello, la seguridad de los pacientes ingresados. Asimismo, lo ha llevado a cabo por la eficacia que ha demostrado este tipo de protocolos en la política de prevención del tromboembolismo, una de las causas de morbimortalidad del paciente hospitalizado.

Sensibilizar sobre la prevención

“Pensar en trombosis salva vidas” es el lema a través del cual se desarrollará el protocolo de profilaxis de enfermedad tromboembólica para sensibilizar, difundir, formar y llevar a cabo un seguimiento de esta enfermedad a través de la prevención. Para ello, los especialistas utilizarán sistemas de soporte de decisiones, formularios, plantillas electrónicas y auditorías, entre otras herramientas.

Actualmente, los pacientes hospitalizados que tienen mayor riesgo trombótico suelen presentar otras comorbilidades como una edad más avanzada, mayor prevalencia de enfermedades predisponentes, procedimientos quirúrgicos más amplios y estancias en las UCI más prolongadas, según apunta la Junta de Andalucía.

Por otra parte, el protocolo de profilaxis de enfermedad tromboembólica venosa resulta especialmente importante debido a que esta enfermedad está considerada como una alerta de seguridad por la Nacional Patient Safety Agency (NPSA), la Joint Comission on Acreditation of Health Care Organizations (Jcaho), el Nacional Center for Patient Safety (NCPS) y el American College of Chest Physicians (ACCP), quienes, además, han elaborado una lista de recomendaciones.