El objetivo de los investigadores fue describir el manejo anestésico para el implante de una prótesis aórtica por vía transfemoral y los resultados en 100 pacientes con estenosis aórtica severa. Para ello, los autores del estudio seleccionaron de forma prospectiva 100 casos consecutivos. El proceso anestésico se realizó con una perfusión continua de remifentanilo y propofol.

Los resultados mostraron que el 65% de los casos se culmina con sedación y el 35% con anestesia general. Un 34% de los casos valorados presentaron complicaciones, siendo las más frecuentes las de origen vascular y el bloqueo auriculoventricular completo. El índice de mortalidad en las primeras 24 horas fue del 5%.

Con estos resultados, los investigadores concluyen que la prótesis aórtica por vía transfemoral bajo sedación con remifentanilo-propofol puede considerarse una alternativa terapéutica válida para pacientes que padecen estenosis aórtica severa sintomática, con elevado riesgo quirúrgico.