Según cuenta el MRC London Institute of Medical Sciences, se trata de un software que analiza automáticamente imágenes en movimiento de un corazón capturadas previamente mediante resonancia magnética. El análisis se basa en datos de cientos de pacientes incluidos en el sistema con anterioridad.

El programa informático vinculó los datos con los modelos para aprender cuáles son los atributos, la forma y la estructura de un corazón; de esta forma, es capaz de calcular los riesgos de sufrir un fallo cardiaco de una persona con hipertensión pulmonar.

Esta patología provoca tensión en el lado derecho del corazón, como consecuencia de la alta presión de los vasos sanguíneos que suministran a los pulmones. Con el tiempo, esto causa un daño progresivo que puede dar lugar a insuficiencia cardiaca. En el Reino Unido afecta a unas 7.000 personas; hasta un tercio de los pacientes muere en los 5 años siguientes al diagnóstico.

Hasta ahora, los radiólogos tenían que hacer las mediciones a mano, usando su experiencia para identificar los riesgos del paciente. De acuerdo con Tim Dawes, el investigador que ha desarrollado el algoritmo del software, el nuevo sistema de inteligencia artificial para predecir fallos cardiacos es capaz de analizar datos de imágenes, test de sangre y otras pruebas sin intervención humana.

“Nos gustaría desarrollar la tecnología para que pudiera usarse en muchas patologías cardiacas, para complementar la interpretación médica de las pruebas”, añade el coautor del estudio, posible gracias a la colaboración entre clínicos e informáticos. Tiene el apoyto de Wellcome Trust, la British Heart Foundation, el Medical Research Council y el National Institute for Health Research.

https://www.youtube.com/watch?v=8lwq48v-XJU