Joaquín de Haro

El angiólogo Joaquín de Haro ha participado en los Desayunos Informativos de MedsBla del mes de agosto. Especialista en el Hospital Universitario de Getafe, ha abordado en su visita el uso de los anticoagulantes o la prevención del ictus. La conciencia social sobre las enfermedades vasculares o la aplicación al ámbito de la salud de la inteligencia artificial y las nuevas tecnologías han sido otros asuntos tratados.

“Lo que nos está matando no son los accidentes de tráfico ni las enfermedades raras. Son los infartos y los ictus”, ha subrayado Joaquín de Haro.

Para el médico, se ha avanzado mucho en el abordaje del ictus en los últimos años. No obstante, “sigue siendo la principal causa de muerte en nuestro medio”. Por ello, considera que existe un amplio margen de mejora. “Lo primero es conocer mejor la enfermedad”, ha apuntado el angiólogo respecto a los caminos que se han de seguir para avanzar en la lucha contra el ictus.

“Hay muchos recursos, también porque hay una industria farmacéutica muy importante que se beneficia de todo lo que se invierte en investigación. Aun así, falta mucho por conocer para encontrar targets terapéuticos muchísimo más efectivos”, ha añadido el especialista del Hospital de Getafe, según el cual cada vez se presta más atención a la prevención que al tratamiento de esta entidad.

“Esa es una de las vías importantes. La otra es la personalización de la Medicina. Hasta ahora, estábamos tratando enfermedades a nicho, a lo bruto. Pero cada vez hay más tecnología para poder personalizar los tratamientos”, ha continuado Joaquín de Haro. En su opinión, es necesario contar con “información a gran escala” y con las herramientas necesarias para procesarla.

Mejorar la vida

En la línea de la personalización de tratamientos, la Medicina trabaja también en los últimos tiempos por intentar reducir el impacto de las terapias en el paciente. Por ejemplo, se están generalizando cada vez más los tratamientos de diálisis domiciliarios. En el caso de la hemodiálisis, los angiólogos colaboran con los nefrólogos para llevar a cabo el acceso vascular. “Tiene que hacerse en quirófano. Sin embargo, hay nuevas vías de acceso, como los accesos intraperitoneales para hemodiálisis, que nos abren el rango de posibilidades”, ha explicado Joaquín de Haro.

“La idea ahora es ser menos agresivos a la hora de tener que desplazar a pacientes para el tratamiento. Y que el tratamiento vaya a donde está el paciente y no el paciente donde está el tratamiento”, ha comentado.

“Todo lo que suponga poder tratar al paciente de forma domiciliaria es un aumento en la calidad de vida. Y en esto también van a tener mucho que decir las tecnologías de la información, la inteligencia artificial, etc.”, ha agregado el angiólogo. Desde la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), ha impulsado una red de investigación vascular multicéntrica. Se presentó en el último congreso de la entidad, celebrado el pasado junio en Madrid.