García Guerrero fue responsable de las primeras operaciones de implantación de marcapasos sin cables en España que permitieron prescindir de un bolsillo quirúrgico y los cables de estimulación. Estos marcapasos están compuestos de impulsos y llevan incorporados una elución de esteroides.

Juan José García ha asegurado a MedLab. email las principales ventajas de la adopción de la inyección del monitor cardiaco Reveal LINQ: “El paciente está vigilado las 24 horas del día. Supone una gran ventaja poder controlar a un buen número de pacientes que antes quedaba sin diagnosticar. Imagínese un evento arrítmico que tiene lugar cada 3 o 6 meses: son muy difíciles de diagnosticar y hay algunos que son muy dañinos o incluso, mortales”.

Por otra parte, explica que “los marcapasos sin cables han supuesto la revolución de la estimulación cardiaca. Ahora mismo se están fabricando ya varios dispositivos de este tipo, cada vez más complejos, que están a punto de salir al mercado. Somos ahora uno de los grupos que más implantes tienen en España y en Europa de este tipo de dispositivos. Siempre estamos dispuesto a apostar por las novedades para beneficiar al paciente”.

En relación a la tecnología sanitaria que echa en falta, el cardiólogo constata la necesidad de que las pilas de los marcapasos y desfibriladores fueran recargables desde el exterior. De esta forma, se evitaría hasta un 30% de las intervenciones quirúrgicas para sustituir estas pilas a los pacientes. Esa tecnología existe, pero no está totalmente pulida como para poderlo sacar al mercado, según ha aclarado a MedLab. email.