El centro médico ha explicado que la sala reduce el nivel de radiación necesario para la realización de las pruebas, lo que supone una mayor protección para el riñón del paciente. La estancia cuenta con un equipo que “mejorará la eficiencia del servicio" ya que, además de ser más ergonómica y cómoda para el profesional, permite la realización de cualquier procedimiento de cardiología intervencionista.

Este tipo de cardiología de última generación permite tratar las enfermedades cardiacas de la forma menos invasiva posible, ya que consigue acceder al corazón mediante la introducción de unos catéteres por las arterias del brazo o a través de la ingle. “El Hospital de La Paz es un referente en este intervencionismo coronario percutáneo y realiza cada año alrededor de 2.460 procedimientos, tanto diagnósticos como terapéuticos”, indica el centro.

En la actualidad, el hospital cuenta con 6 salas de cardiología de alta especialización: 2 de cardiología intervencionista (una de las cuales es la nueva), 2 de electrofisiología, una para la implantación de dispositivos de estimulación cardiaca y otra híbrida para el tratamiento de las cardiopatías infantiles.

En lo que va de año, la Comunidad de Madrid ha invertido 4,5 millones de euros en obras en el Hospital de la Paz y 1,5 millones en equipamiento tecnológico. El consejero de Sanidad también ha visitado el área de reanimación posquirúrgica del Hospital Infantil de La Paz que acaba de ser remodelada y dispone de 9 camas en las que ingresan a 776 niños al año después de ser intervenidos.