“Tratar con menos dosis no se asocia con más seguridad” sino que hay un riesgo 10 veces superior de que se produzcan recidivas, ha indicado Manuel Monreal Bosh, especialista del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona). Durante la mesa redonda Nuevos anticoagulantes en la ETV. ¿Qué dosis y qué régimen? del 38.º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), el experto ha informado sobre los efectos de un menor uso de anticoagulantes.

Monreal Bosh ha señalado que existe una contradicción en el hecho de que los pacientes con más riesgo sean aquellos que no pueden acceder a los ensayos clínicos. La neoplasia, la insuficiencia renal grave, la insuficiencia hepática y el embarazo no estaban bien representados en los estudios. El problema es que 1 de cada 5 pacientes con enfermedad tromboembólica venosa (ETV) tiene alguno de los criterios de exclusión de los estudios.

“La muerte por hemorragia es 6 veces más frecuente y la muerte por embolia pulmonar tiene más riesgo aún”, ha indicado el especialista en eventos trombóticos. En este sentido, destaca que ese es uno de los motivos por el que luego no se sabe cómo tratarles en consulta y por el que mueren más a menudo que aquellos que “sí entran en los ensayos clínicos y para los cuales si se sabe cómo van a reaccionar”.

Monreal Bosh ha hecho hincapié en que aquellos que más se beneficiarían del uso de anticoagulantes son aquellos que más hemorragias tienen, pero “preferimos dárselo a los jóvenes sin comorbilidades porque serán los que nos van a dar menos problemas, pero no son los que más lo necesitan”. En uno de los estudios realizados se observó que con rivaroxaban no se produjo recidiva ni hemorragias graves en comparación con la heparina de bajo peso molecular.

Por otra parte, y en relación a la dosis, el experto no conoce bien los motivos por los que los pacientes están siendo tratados con una dosis inferior a la que necesitan, según ha podido observar en las conclusiones de un estudio. No obstante, explica los efectos perjudiciales de no mantener la dosis: “el 83% de los pacientes con rivaroxaban y el 50% de los pacientes con apixaban tomaba dosis por debajo de las recomendadas”, lo que aumenta el riesgo de recidivas.