El trabajo tenía como objetivo determinar la asociación entre las lesiones endodónticas y las arteriopatías coronarias. Con este fin, 508 pacientes de 62 años de media fueron sometidos a una angiografía coronaria y un examen radiográfico y clínico oral.

La mitad de los participantes presentaba espacios periapicales ampliados y un 23% rarefacciones apicales. Más de la mitad de los dientes con rarefacción apical habían recibido procedimientos endodónticos. Los niveles de Porphyromonas endodontalis subgingival y de inmunoglobina G sérica se asociaron con una puntuación más alta de lesión endodóntica.

En el modelo multiajustado, los espacios periapicales ampliados relacionados con enfermedad arterial coronaria estable y puntuación de lesión endodóntica alta se asociaron con síndrome coronario agudo. Esa asociación fue especialmente notable en sujetos con dientes no tratados.

Estos resultados, de acuerdo con los autores, apoyan la hipótesis de que las lesiones endodónticas se asocian de manera independiente con arteriopatías coronarias. Esto, aseguran, es un asunto de interés para la salud pública, dada la alta prevalencia de lesiones endodónticas y enfermedad arterial coronaria.