El objetivo del estudio publicado por JAMA Cardiology ha sido determinar si los síntomas, la calidad de vida, el tratamiento y los resultados difieren entre mujeres y hombres que padecen fibrilación auricular. Para ello los investigadores llevaron a cabo un estudio de cohortes en el que se incluyó a 10.135 pacientes con fibrilación auricular.

Se analizaron los siguientes parámetros: síntomas, calidad de vida, tratamiento, resultados de salud cardiovascular, ictus o embolia del sistema nervioso no central y causas de mortalidad. De la población de estudio, un 42% eran mujeres. Las mujeres tenían una edad superior a los hombres y registraron menos episodios de apnea del sueño.

Solo un 32,1% de las mujeres eran asintomáticas frente al 42,5% de los hombres. Las mujeres tuvieron tasas similares de anticoagulación. En el seguimiento, ellas experimentaron una menor mortalidad por todas las causas ajustada al riesgo y muerte cardiovascular. Sin embargo, tenían un mayor riesgo de ictus o embolia del sistema nervioso no central en comparación con los hombres.

Los investigadores concluyen que las mujeres con fibrilación auricular presentan más síntomas y una peor calidad de vida. A pesar de ello, las mujeres registran un nivel menor de riesgo ajustado y de muerte cardiovascular que los hombres. Sin embargo, la ratio de ictus es mayor entre ellas. Los autores del estudio consideran que las próximas investigaciones deberían centrarse en cómo afectan el tratamiento y las intervenciones específicas en la calidad de vida y los resultados en salud de las mujeres con fibrilación auricular.