Las mujeres tienen menos opciones de recibir una RCP (reanimación cardiopulmonar) que los hombres si sufren un paro cardiaco en un sitio público. Lo confirma un estudio liderado por la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, según el cual esta diferencia tiene que ver con tabúes relacionados con el género y la sexualidad.

Según informa MedlinePlus, los investigadores analizaron más de 19.000 casos de paro cardiaco ocurridos fuera de un hospital entre 2011 y 2015. Los resultados revelaron que los hombres tenían un 23% más de probabilidades que las mujeres de recibir una RCP en lugares públicos, una diferencia que se mantenía en el caso de la supervivencia.

Esto supone que, en caso de sufrir un paro cardiaco en un lugar público, una mujer tiene menos posibilidades de sobrevivir. La preocupación por tocar el pecho de una desconocida podría explicar la diferencia, de acuerdo con los autores, ya que esta no se da cuando el paro ocurre en casa, donde ambos sexos tenían las mismas probabilidades de recibir una RCP.

Para el autor principal del estudio, Benjamin Abella, estos datos muestras “una dificultad más que podría estar influyendo en el nivel bajo de respuesta con la RCP por parte de los transeúntes”, que solo realizan esta maniobra en un 37% de los casos, según el estudio, que se ha presentado en la reunión anual de la American Heart Association.

De acuerdo con esta organización, cada año tienen lugar en Estados Unidos más de 350.000 paros cardiacos fuera de los hospitales. La mayoría de las personas que los sufren (9 de cada 10) fallecen; una RCP a tiempo puede hasta triplicar las probabilidades de supervivencia de las víctimas.