Según recuerda la experta, las varículas son dilataciones de las venas periféricas que afectan con más frecuencia a las mujeres. Además, las arañas vasculares suelen estar originadas por factores hormonales, por la utilización de fajas o medias, toma de anticonceptivos, embarazos, sedentarismo o por herencia familiar.

“Contamos con las técnicas más avanzadas de esclerosis, mínimamente invasivas, sin tener que recurrir a la cirugía y sin necesidad de utilizar medias de compresión”, ha resaltado Ortiz en relación a la Unidad de Fleboestética de Quirónsalud Marbella, que forma parte del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular, concebido para dar un tratamiento especializado en arañas vasculares.

La Unidad de Fleboestética utiliza un tratamiento de escleroterapia mínimamente invasiva, que es “más efectivo, menos doloroso y con menos complicaciones que los disponibles para acabar con las varículas y telangiectasias. Además, con nuestro método, podemos tratar zonas muy extensas con la mínima concentración de esclerosante, en forma de microespuma de altísima calidad, lo que maximiza los resultados óptimos y minimiza complicaciones como manchas cutáneas, marcas o cicatrices”.

“Para optimizar los resultados estéticos, recomendamos evitar los baños de sol, sobre todo en las zonas tratadas, ya que pueden fijarse pigmentos en la piel", puntualiza Rubén Rodríguez Carvajal, jefe del servicio de Angiología y Cirugía Vascular de los Hospitales Quirónsalud Marbella.