Los pacientes anticoagulados tendrán los mismos derechos, independientemente del lugar en el que residan. Esta es, al menos, la intención que se desprende de la unión entre la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN) para que desaparezca la diferencia entre comunidades, a la hora de que los pacientes anticoagulados puedan tener acceso a los nuevos tratamientos de anticoagulación desde Atención Primaria.

En la reunión mantenida entre ambas entidades acordaron trabajar de forma conjunta en un futuro para conseguir que, como solicita desde FEASAN, en anticoagulación no existan barreras. Asimismo, ambas organizaciones exploraron líneas de trabajo en común que permitan beneficiar a los enfermos anticoagulados, las cuales quedarán plasmadas en un convenio de colaboración entre ellas.

En este sentido, entre los acuerdos alcanzados cerraron la participación de la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados en el XXVI Congreso Nacional de la SEMG, que se celebrará en Santiago de Compostela del 16 al 18 de mayo. Concretamente, formarán parte en una de las mesas de congreso dedicadas a anticoagulación con el objetivo de dar voz a los pacientes y para que los médicos inscritos conozcan qué valor aporta la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados.

Por último, la SEMG se ha comprometido con FEASAN a que los miembros de la sociedad científica, en concreto los pertenecientes al grupo de trabajo de anticoagulación del área cardiovascular -cuya responsable es la doctora Isabel Egocheaga- revisen el contenido de los materiales que la federación elabora para pacientes, por ejemplo, los de su Observatorio de la Anticoagulación.