La terapia con células madre podría mejorar la perfusión cardiaca tras un infarto. Así lo demuestra una investigación realizada por el Grupo de Aterosclerosis y Enfermedad Coronaria del IDIBAPS-Hospital Clínic de Barcelona, cuyos hallazgos han sido publciados en Journal of the American Heart Association. El estudio se ha llevado a cabo gracias a una ayuda de La Marató de TV3 de 2011 dedicada a la regeneración y trasplante de órganos y tejidos.

“Es un tratamiento seguro, factible y beneficioso a corto y a largo plazo” en modelos porcinos, según ha indicado el grupo de investigación liderado por Montserrat Rigol, investigadora del equipo de Aterosclerosis y Enfermedad Coronaria del IDIBAPS y dirigido por Manel Sabaté.

La investigación, en la que también han colaborado investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y del Instituto Germans Trias i Pujol de Badalona, demuestra los resultados beneficiosos de la terapia con células madre mesenquimales en un modelo porcino con infarto agudo de miocardio.

Optimizar la vascularización

Los científicos analizaron la respuesta inmunológica y los efectos en la función y perfusión cardiacas a largo plazo de la terapia con células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo. Así, observaron que la administración por vía intracoronaria de este tipo de células era seguro y eficaz en cerdos y que “con esta terapia se estimulan las vías de reparación cardiaca, lo que implica una mejor vascularización y perfusión después del infarto”, detalla Montserrat Rigol.

Ello se debe, según matiza Rigol, “a que estas células madre tienen la capacidad de crear muchos vasos nuevos que funcionan bien”. De hecho, “gracias a esta capacidad de formar nuevos vasos, la terapia tiene un especial interés en los pacientes con isquemia crónica y angina refractaria que no responden a los tratamientos convencionales”, señala la investigadora.

A través de estos hallazgos y gracias a un nuevo proyecto concedido por la Sociedad Española de Cardiología, el equipo de Aterosclerosis y Enfermedad Coronaria del IDIBAPS-Hospital Clínic de Barcelona analizará las capacidades terapéuticas de diferentes células progenitoras con capacidad para originar nuevos vasos. Así, valorarán tanto la terapia combinada como el rejuvenecimiento a través de rapamicina, una molécula que rejuvenece las células progenitoras en isquemia miocárdica crónica.