Lo que pretenden los investigadores con dicho estudio es lograr menos del 30% de estenosis residual sin tener que colocar estents. Los pacientes seleccionados que no sean tratados con estents tendrán un tratamiento de balón recubierto de fármacos. En total, se recultará a 334 pacientes de 45 lugares distintos.

"Si el dispositivo Shockwave Medical Lithoplasty® resultara eficaz en este ensayo clínico, supondría cambiar las “reglas del juego” en el tratamiento de pacientes con enfermedad arterial periférica, lo que permitirá una disminución de la presión arterial y la expansión controlada de arteria bloqueada. Asimismo, existirá menos riesgo de desgarro interno y la necesidad de la implantación de estents metálicos permanentes”, explica Bachinsky, director médico de servicios vasculares de PinnacleHealth Cardiovascular Institute.

Esta tecnología ofrece un sistema de litotricia localizada para el tratamiento de arterias calcificadas en pacientes con enfermedad arterial periférica. Está instalada sobre una plataforma de balón de angioplastia y cada catéter incorpora múltiples emisores de litotricia que se activan al presionar un botón mientras el globo integrado se infla.

Una vez activado, emite ondas sonoras terapéuticas que seleccionan el tejido afectado, a través del balón, y el tejido vascular blando, para interrumpir la placa calcificada y crear una serie de microfracturas. Una vez que el calcio se ha roto, el recipiente puede ser dilatado eficazmente y usa presiones bajas para que los pacientes con enfermedad arterial periférica compleja sean tratados de manera eficaz y con una mínima lesión.