Tal y como explican los autores, rivaroxabán es un anticoagulante aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para la enfermedad tromboembólica venosa; no obstante, no existía información que apoyara su uso tras intervenciones arteriales abiertas o endovasculares.

Para comprobar la seguridad y eficacia de rivaroxabán frente a warfarina en la población citada, los investigadores analizaron datos de todos los pacientes a los que se había prescribo rivaroxabán (44) y warfarina (50) tras una intervención arterial periférica en el centro entre diciembre de 2012 y agosto de 2014.

Los resultados no mostraron diferencias estadísticamente significativas a nivel general. El análisis de subgrupos reveló un menor riesgo de hemorragia con rivaroxabán en menores de 65 años, pero un riesgo mayor de intervenciones secundarias. Es necesario hacer estudios con una cohorte mayor.