Los síntomas cardiacos de las mujeres puede provocar un mal diagnóstico

La Fundación Británica del Corazón ha realizado un estudio que demuestra que los síntomas cardiacos en mujeres pueden provocar un mal diagnóstico. Tras realizar un estudio los investigadores han puesto en duda que las mujeres tienen más posibilidades de sufrir los síntomas inusuales o atípicos de un ataque cardiaco. Además, insisten en la necesidad de que ambos sexos deben reconocer los síntomas y actuar.

La creencia de que las mujeres presentan síntomas distintos a los de los hombres cuando sufren un ataque cardiaco puede provocar un diagnóstico erróneo. Además, también podría conllevar la utilización de tratamiento incorrectos o intervenciones médicas menos intensivas. Estas diferencias en cuanto a los síntomas cardiacos en mujeres han provocado que, aproximadamente, 8200 mujeres sufran muertes evitables en Inglaterra y Gales durante la última década.

Síntomas comunes

En este estudio, los investigadores registraron los síntomas que sufrían las personas que acudieron al Departamento de Emergencia de Edimburgo y se realizaron la prueba de troponina. Este procedimiento consiste en un análisis de sangre que utilizan los médicos cuando sospechan que una persona está sufriendo un ataque cardiaco. En esta prueba se mide una proteína liberada por células cardiacas dañadas por un ataque cardiaco.

El dolor torácico fue el síntoma más común de los pacientes que acudieron al centro sanitario presentaban. En este caso, el 93% de los pacientes de ambos sexos sufría esta dolencia. Además, en un porcentaje similar, tanto hombres como mujeres, acudieron con dolor en el brazo izquierdo.

Síntomas por sexo

Amy Ferry, enfermera de Cardiología de la Universidad de Edimburgo, ha expresado: “Nuestra preocupación es etiquetar incorrectamente a las mujeres como que tienen síntomas atípicos. Esto podría estar animando a los médicos y enfermeras a no investigar o iniciar el tratamiento de las enfermedades coronarias en las mujeres”.

Sin embargo, un mayor número de mujeres sufría dolor en la mandíbula o la espalda y experimentaba náuseas. Por otro lado, síntomas más atípicos como el dolor epigástrico, de espalda o un dolor punzante en estas zonas, era más habitual en hombres. A pesar de que, pueden existir diferencias en los síntomas, estos suelen presentar después de realizar el diagnóstico inicial. Los resultados del estudio demostraron que las mujeres que sufren un ataque cardiaco tienen un 50% de posibilidades más que los hombres de recibir un diagnóstico inicial erróneo.