Estos datos confirman las estimaciones realizadas en el estudio ENRICA, desarrollado entre el año 2008 y 2010, y en el que se estimaba una obesidad del 22,9% en la población española mayor de 18 años. Tanto en el estudio ENRICA como en el ENPE se observan tasas más altas en hombres que en mujeres.

El estudio ENPE ha analizado la prevalencia según comunidades autónomas. Las tasas más elevadas e obesidad se encuentran en Asturias (7%), seguido de Galicia (9%) y Andalucía (4%) mientras que las tasas más bajas se encuentran en las Islas Baleares (5%), Cataluña (5%) y País Vasco (9%).

La obesidad es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, por lo que la Sociedad Española de Cardiología ha querido alertar de la importancia de adquirir ciertos hábitos saludables:

-Realizar un mínimo de 30 minutos de ejercicio físico diario moderado, como pasear y evitar el uso del ascensor para subir y bajar escaleras.

Cuidar la alimentación. Tomar dos o más raciones de verduras, hortalizas y frutas; una o dos raciones de hidratos de carbono, dos raciones a la semana de legumbres, dos lácteos diarios (preferentemente desnatados o bajos en grasa), dos raciones semanales de pescado y evitar el consumo de carnes rojas, dulces y bollería industrial.