José Roselló, cirujano vascular, se incorporó a los servicios de salud de las islas baleares el pasado mes de septiembre. Antes de abordar estas intervenciones urgentes, el cirujano se aseguró que el Hospital Can Misses contaba con el material necesario, que se añadió al poco tiempo. Ahora, y gracias a estas cirugías, se evitan los desplazamientos de los pacientes a Palma de Mallorca.

Por el momento, no se han contabilizado los trayectos que los pacientes se han ahorrado en estos 2 meses de intervenciones urgentes. No obstante, Roselló considera que se minimizarán más aún, pues se podrán incorporar más prestaciones e intervenciones al servicio de cirugía en la medida en la que el equipo médico y las instalaciones se encuentren lo suficientemente equipadas para ello.

La última intervención realizada por el cirujano ha sido la revascularización del miembro inferior mediante bypass femorofemoral por isquemia crítica del mismo. Esta es una de las cirugías que estaba en duda de poder realizarse y que, sin embargo, se ha podido llevar a cabo, motivo por el que no descartan incorporar otro tipo de técnicas.

Las intervenciones de varices son las próximas previstas por ser de las más numerosas, así como las reparaciones de aneurimas de arteria radial y la creación de fístulas arteriovenosas para hemodiálisis nativas y protésicas.