El equipo consta de un arco radioquirúrgico de rayos X, que ofrece visión en tiempo real y facilita el control del cirujano en intervenciones endovasculares gracias a la navegación en el interior de las arterias y el control con rayos, según informa la Consejería de Sanidad, que explica que esto incluiría la colocación de stents, angioplastias con balón o embolizaciones.

Este equipo funcionará "24 horas al día, los 365 días del año", según ha detallado la jefa de Angilogía y Cirugía Vascular, por lo que estima que el arco se emplearía en unas 400 intervenciones anuales para pacientes de Guadalajara, así como urgencias vasculares procedentes de Cuenca.

El nuevo arco sustituye al anterior equipo, del año 2005, cuya vida útil "estaba amortizada", además de haber quedado desfasado respecto a nuevas intervenciones que implican nuevas necesidades técnicas y equipo médico más sofisticado. Su incorporación ha supuesto una inversión de 190.000 euros.

Este equipo ofrece un campo de visión más amplio, una pantalla táctil que el cirujano puede manejar y un lápiz táctil para la realización de mapas de arterias, así como una función de autorrefrigerado, que prolonga su tiempo de uso ininterrumpido en intervenciones de gran duración, lo que evita paradas y sustituciones de equipo.

Podría ser el paso intermedio antes del quirófano híbrido, dotado de dispositivos avanzados de formación de imagen médica, que posibilita la realización de cirugías mínimamente invasivas, tal y como ha podido detallar Guerra.