Según ha informado este último, los científicos han descubierto que el déficit de dicho mineral favorece el desarrollo de calcificaciones vasculares, que pueden llegar a corregirse con la administración de un suplemento. Dicho suplemento de magnesio es capaz, incluso, de revertir calcificaciones ya establecidas.

De acuerdo con la investigación, el citado suplemento de magnesio reduce la absorción intestinal de fósforo, lo cual evita que este último se acumule y dañe la función del endotelio vascular, lo cual repercute en un aumento de la supervivencia. Asimismo, el estudio ha revelado que el uso moderado del suplemento puede disminuir la calcificación sin afectar la estructura del hueso.

En cultivos celulares, se necesita un moderado incremento de magnesio para que las células madre pluripotenciales se conviertan más eficazmente en células óseas. El estudio concluye que, para prevenir el desarrollo de calcificaciones vasculares asociadas a la enfermedad renal, es necesario corregir los niveles bajos de este mineral a través de un suplemento.

El doctor Mariano Rodríguez ha liderado el trabajo, en el que han participado investigadores de los 3 centros cordobeses mencionados. Los resultados se han publicado en las revistas Kidney International y Scientific Reports.