El prototipo, creado por la organización Fraunhofer-Gesellschaft, se construye mediante sinterización selectiva por láser (SLS), una técnica de fabricación que escanea y digitaliza el pie del enfermo para obtener su representación volumétrica "casi perfecta" en el ordenador. A partir de este mapeo, la plantilla se fabrica capa por capa en una impresora 3D.

“En las personas con diabetes, las terminaciones nerviosas de los pies a menudo se atrofian, y los afectados no pueden sentir el dolor, lo que da lugar a heridas y cicatrices”, recuerda el científico y desarrollador Tobias Ziegler, en una nota de prensa.

Por eso, tanto el material de base, poliuretano termoplástico (TPU), como la estructura que adquiere, en forma triangular, combina suavidad y rigidez localizada para cada uno de los puntos de la planta del pie. “Mediante este software, el zapatero ortopédico podría diseñar una plantilla personalizada para cada lesión”, resume.

“Esto tiene una serie de ventajas inmediatas”, asegura Ziegler, “por un lado, las propiedades mecánicas de la plantilla son fácilmente modificables; por otro lado, al ser el proceso de creación menos artesanal, se reducirían los costes tanto para los fabricantes como para los pacientes”, argumenta.

Además, la digitalización de los datos de cada paciente permitiría la recogida de datos científicos sobre la topografía plantar de los pacientes con pie diabético, “de interés tanto para especialistas como para compañías de seguros médicos”, adelanta el ingeniero.

Hasta el momento, ya se han producido varios prototipos de esta plantilla para pies diabéticos que, si bien no han sido utilizados por pacientes, ya han superado pruebas de tracción, flexión y abrasión, entre otras.