Científicos de la Universidad Estatal de Colorado han vinculado el porcentaje de grasa corporal de un grupo de bomberos con el riesgo, a 10 años, de padecer enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD por sus siglas en inglés). El estudio, publicado en la revista Occupational Medicine, no ha hallado relación entre el desarrollo de la enfermedad y la capacidad cardiorrespiratoria de los bomberos.

La enfermedad cardiovascular es, según los autores, la principal causa de mortalidad entre los bomberos en activo; motivo por el cual se propusieron realizar un estudio sobre la relación entre la ASCVD y distintos factores como el volumen máximo estimado de oxígeno, el porcentaje de grasa corporal, la presencia de síndrome metabólico y el estado físico general de 294 bomberos.

Según los resultados del estudio, el 9% de estos bomberos tenía un riesgo de ASCVD a 10 años superior al 5%. Aunque el riesgo de ASCVD se asoció con el porcentaje de grasa corporal, el volumen máximo estimado de oxígeno y el síndrome metabólico en los modelos no ajustados, en el modelo ajustado solo se asociaba con el porcentaje de grasa corporal.