Una nueva ley para la prevención de las disputas médicas ha entado en vigor en China. La normativa tiene como objetivo ofrecer una guía de actuación ante casos de disputas médicas y salvaguardar los derechos tanto de los profesionales médicos como de los pacientes, así como mantener el orden y la seguridad en las instituciones sanitarias.

Según ha informado la agencia de noticias china Xinhua, esta nueva legislación para la prevención y solución de disputas médicas entró en vigor el pasado 1 de octubre. La norma incide en la necesidad de impulsar la supervisión sobre la seguridad médica y la prevención de riesgos en áreas especialmente críticas del servicio sanitario.

De igual modo, esta ley para la prevención de las disputas médicas hace hincapié en la comunicación entre médico y paciente como un método básico para prevenir las citadas disputas médicas. Asimismo, la norma recoge las consecuencias legales de las malas prácticas, incluidos falsos informes de laboratorio y distribución de información imprecisa sobre disputas médicas.

De acuerdo con los datos estadísticos recogidos por la Comisión Nacional de Salud de China, el número de disputas médicas registradas en el país asiático se ha reducido durante 5 años consecutivos. Esto ha supuesto una disminución total del 20% en la cantidad de disputas médicas registradas.