Los prototipos médicos han sido presentados por Javier Jiménez, Jordina Acal, Eduardo Santamaría y Víctor Martín. Estos proyectos facilitan el diagnóstico de la meningitis infantil, el tratamiento de los trastornos alimenticios, las aplicaciones basadas en el genoma, así como los sistemas de alivio del dolor agudo y del estrés en niños que necesitan diversos tratamientos o intervenciones médicas.

El primero de los prototipos médicos es Neosonics, un sofisticado sistema de ingeniería de precisión que ayuda a diagnosticar la meningitis infantil de manera rápida y no invasiva y que puede usarse incluso en regiones de bajos recursos. Este proyecto ha sido desarrollado por Newborn Solutions.

En el dispositivo han participado el Hospital Universitario La Paz, el Hospital Universitario Quirón, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto Tecnológico de Massachusetts, Cortex Tecnologies, el Instituto de Salud Global de Barcelona, la Fundación Madri+d y el Instituto de Tecnologías Físicas y de la Información.

TCApp es otro de los prototipos médicos presentados. En este caso, se trata de una aplicación de soporte para abordar el tratamiento de los trastornos alimentarios. El trabajo ha sido desarrollado por HealthApp, una empresa especializada en el desarrollo de aplicaciones móviles para mejorar la comunicación entre médicos y pacientes en el tratamiento de enfermedades crónicas.

Prevenir, detectar y tratar

Por otra parte, Made of Genes la primera tienda de aplicaciones basadas en la secuenciación del genoma con capacidad de detectar, prevenir y tratar enfermedades genéticas. La aplicación presta servicios de Nutrición y Dietética, Dermatología, soporte al diagnóstico y tratamiento de enfermedades. El proyecto mejora la personalización de tratamientos mediante la secuenciación del genoma del paciente.

Este es 1 de los prototipos médicos que ha sido reconocido con la distinción Innovators under 35 por la MIT Technology Review como uno de los 10 innovadores más destacados del país. Por último, los investigadores han presentado el proyecto Tete, un sistema que alivia el dolor agudo y el estrés en niños que necesitan curas médicas, vacunas o cualquier tipo de intervención médica.

Se trata de un robot desarrollado por Macco Robotics y testado durante 2 años en el Alberta Children´s Hospital de Canadá. Los desarrolladores explican que este sistema ha demostrado aliviar el dolor de un 50% de los pacientes estudiados y controlar hasta el 80% del estrés de los mismos. Estos 4 prototipos médicos son una muestra de la dirección que llevan los avances tecnológicos en materia sanitaria.