Atemtum, una App desarrollada por un equipo del Hospital de Elche (Alicante) controlará a los pacientes con EEI (enfermedad inflamatoria intestinal). El cirujano Luis Sánchez-Guillén dirige el equipo que ha hecho posible esta herramienta de ayuda al paciente; entre ellos, gastroenterólogos y cirujanos de Elche, Valencia y Ferrol con la ayuda de Taniwa, una compañía especializada en la gestión y diseño de aplicaciones de salud.

Atemtum ha sido la ganadora del Hackathon Nacional de Salud, un encuentro en el que programadores y diseñadores tratan de cubrir las necesidades de los pacientes y el personal sanitario usando el juego para fomentar la salud, la vida sana, la formación y la adhesión terapéutica, según informan desde el Hospital de Elche. Además, la Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa y el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa la han reconocido como la idea más innovadora.

El objetivo de Atemtum no es otro que monitorizar a aquellos pacientes con EEI tras una intervención quirúrgica. Su interfaz es muy parecida al chat de WhatsApp y facilita la interacción con el paciente mediante mensajes de texto. Las respuestas se obtienen en tiempo real de modo que facilitan un panel del control a los médicos y al centro sanitario.

Una unión entre médico-paciente

Sánchez-Guillén ya tenía clara la importante de seguir a los pacientes con EEI y los chatbots le parecían una buena iniciativa como punto de partida. Tal y como explicó este especialista, un 70% de pacientes necesita una intervención quirúrgica en algún momento de su vida, y de este porcentaje, un 80% necesitará una segunda operación. El cirujano quiso dejar claro que Atemtum está centrado en un seguimiento domiciliario postoperatorio para que el paciente retome sus rutinas lo antes posible y con los menos cambios posibles.

"El paciente está ingresado unos 5 o 6 días en el hospital pero cuando recibe el alta hospitalaria pasan de unas condiciones de vigilancia intensivas en el hospital a terminar de recuperarse en casa sin contacto con el cirujano hasta la consulta postoperatoria", explicó el doctor.

Si esta herramienta permite al paciente un minucioso control de su enfermedad inflamatoria (temperatura, deposiciones, medicación…), al médico le ofrece la posibilidad de seguir al enfermo ya sea de un modo individual o en grupo y desde la distancia. La interface es muy sencilla y tiene un lenguaje cercano al paciente para poder responder a sus dudas a la vez que monitoriza.