Además, este software ha mostrado ser útil, recientemente, para evaluar la evolución del paciente con Parkinson en el deterioro de los mecanismos que intervienen en la deglución, el habla y el lenguaje. Para ello, el paciente repite una serie de sonidos y frases, en los que, posteriormente, se analiza la onda glotal, la intensidad, timbre, espectograma, armónicos y formantes.

Tras 12 o 15 sesiones de rehabilitación, se analiza si estos parámetros han mejorado o no. Ello permite evaluar la efectividad de las técnicas utilizadas enfocadas en su recuperación, “y desarrollar programas terapéuticos mucho más definidos, evaluables y eficaces”, tal y como asegura Julio Ampuero, Rehabilitador que utiliza este software en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América, uno de los hospitales que ya cuenta con este servicio.