Un equipo de investigadores chino ha conseguido identificar un nuevo antibiótico, según publica un estudio de la revista Nature Communication. Este nuevo antibiótico es un compuesto fúngico y tuvo un rendimiento superior al de otros antibióticos utilizados al enfrentarse a una gran cantidad de cepas bacterianas.

Este nuevo antibiótico ha sido descubierto por científicos de la Universidad de Chongqing que sintetizaron albomicinas, unos antifúngicos que ya habían demostrado sus propiedades antibacterianas. El equipo, tal y como afirma la agencia Xinhua, obtuvo la sustancia en cantidades suficientes como para probar que valía como antibiótico.

Aunque son necesarias más pruebas para ver si el nuevo antibiótico es seguro y funciona para atacar las infecciones bacterianas, hasta ahora parece eficiente. Yun He, autor principal del estudio, explicó que este nuevo antibiótico había superado las primeras pruebas de laboratorio en animales.

El mundo entero participa en una cruzada común: reducir el uso de antibióticos. Su abuso durante los últimos años está consiguiendo que se vuelvan menos eficaces y que aparezcan superbacterias resistentes a distintos tipos de antibiótico. “El método que utilizamos sintetiza de forma eficiente y adecuada sustancias albomicinas”, matizó Yun He, no sin dejar claro que seguirían investigando.