Ya se conoce cuáles son los hospedadores que alimentan al mosquito transmisor del virus de lengua azul, el Culicoides imicola. Esta investigación, publicada en Medical and Veterinary, es la primera en Europa en averiguar, mediante herramientas moleculares, cómo se nutren estos insectos que comen ganado y pican a los seres humanos.

El mosquito transmisor del virus de la lengua azul, también conocida como peste equina africana, se da sobre todo en especies ganaderas, como los caballos, ovejas o caras, pero en alguna ocasión se han detectado casos en seres humanos. Las picaduras del mosquito transmisor del virus de la lengua azul también han afectado a la fauna.

Josué Martínez de la Puente, científico de la Estación Biológica de Doñana, considera que este hallazgo es importante para la salud pública y la ganadería dadas las molestias que causa el mosquito transmisor del virus de la lengua azul por sus picaduras y por los patógenos que transmiten.

Herramientas moleculares

El procedimiento para saber qué come el mosquito transmisor del virus de la lengua azul consistió en extraerles sangre para obtener su ADN. Ahí se dijo que el mosquito hembra procedía de animales mamíferos, según informa el centro de investigación.

“Este patrón concuerda con el encontrado en otros países donde el jején Culicoides imicola se alimenta de diferentes especies de mamíferos y en aisladas ocasiones de aves”, señaló Martínez de la Puente.

La investigación ha querido centrarse en el modo de actuar del mosquito transmisor del virus de la lengua azul en las granjas situadas al sur de España. Después, han comparado el comportamiento con otros puntos de la geografía mundial. Este análisis determina cuáles con las especies principales que alimentan a las hembras de este mosquito azul.