La investigación de Karp está centrada en las células madre, los biomateriales y los dispositivos médicos sacados de la naturaleza. Pegamento inspirado en un gusano mucho más eficaz que las grapas, medusas cuyos tentáculos inspiran el ADN para capturar células tumorales o un adhesivo para la piel del neonato basado en nanopartículas capaces de prevenir la dermatitis de contacto fueron algunos de los ejemplos que puso durante su intervención en el TedMed de hace 2 años.

Karp, cofundador de las compañías Gecko Biomedica y Skintifique y miembro fundador del Consejo Asesor Editorial TedMed, encuentra en la naturaleza una fuente de inspiración. Para él, la vida animal es el punto de partida para la ingeniería médica, según la adaptación de los animales al entorno. A partir de ahí, la medicina regenerativa es un campo por explorar para Karp y sus alumnos, quienes, muchas veces, se inspiran en el Franklin Park Zoo o el Acuario de Nueva Inglaterra.

En el laboratorio de Karp se está trabajando simultáneamente entre 20-25 proyectos: los más recientes son un gel que alivia los problemas gastrointestinales, y está especialmente indicado para la colitis ulcerosa, parches quirúrgicos realizados con nanopartículas como reemplazo a las tradicionales grapas, y un pegamento que pudiera unir un corazón roto.