El aparato portátil del tamaño de un móvil llamado de Soundsee, emite sonidos en el ambiente para calcular la posición de los obstáculos cercanos. El prototipo pasará por test para posibilitar su utilización a larga escala. El dispositivo para ciegos empezó a construirse en 2014, y se encuentra en su tercera versión de hardware.

El mecanismo se basa en la ecolocalización, como hace el murciélago. Utilizando emisiones y sensores de ultrasonido auxiliados por un software, el aparato calcula la posición de los obstáculos generando sonidos tridimensionales que ayudan al usuario a detectar la presencia de estos obstáculos.

La creación de este dispositivo para ciegos se realizó en el Laboratorio de Sistemas Distribuidos y Programación Concurrente (LaSDPC) del Departamento de Sistemas de Computación (SSC) do ICMC, con apoyo del Núcleo de Apoyo a la Investigación en Software Libre (NAPSoL) de la USP.