Lo que ha despertado el interés de los científicos ha sido que está detrás de un objeto masivo y aun así se puede observar desde la Tierra con una lente gravitacional. Este fenómeno es posible porque la gravedad del objeto que hay en el medio hace que la luz se desvíe, rodee el obstáculo y se dibuje una curva cóncava.

"La luz de esta particular supernova fue curvada y magnificada por el efecto de la lente gravitacional de tal forma que se partió en cuatro imágenes separadas", informó la ESA.

Lo asombroso es que la imagen de la explosión estelar no converge de nuevo y pueden verse 4 imágenes de la supernova desde la Tierra formando el anillo de Einstein. Según la ESA, estas imágenes están en un círculo de un radio de 3.000 años luz en torno a una galaxia que hace de lente, lo que las convierte en mini lentes gravitaciones fuera de la galaxia.

Desde la Universidad de Estocolmo han reconocido que este hallazgo es como “encontrar una aguja en un pajar”. Además, arroja datos nuevos sobre el universo, replantea preguntas científicas y ofrece nuevas pistas sobre la velocidad y expansión del universo. Las conclusiones de esta investigación han sido publicadas en la revista Science.