IA para detectar problemas visuales.

Detectar problemas de visión en niños es posible gracias a las últimas tecnologías de inteligencia artificial (IA). Para ello, la multinacional china Huawei se suma a un proyecto aragonés que une los teléfonos móviles con la inteligencia artificial. El resultado, según apunta la agencia china Xinhua, es una ayuda al diagnóstico de patologías oftamológicas.

El Gobierno de Aragón ha informado ya sobre la importancia de este proyecto. Por su parte, Richard Yu, director ejecutivo de Huawei, ha presentado esta tecnología en París recientemente. La start up aragonesa DIVE Medical y el Instituto de Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza forman parte de este proyecto. En él participan ingenieros, optometristas, oftalmólogos e investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS).

«En estos últimos años nos hemos comprometido en el desarrollo de una herramienta que evalúe las funciones visuales en los niños para identificar así patologías visuales», comentó Victoria Pueyo, oftalmóloga infantil del Hospital Infantil de Zaragoza.

Útil desde los primeros meses de edad

El proyecto, resultado de años de investigación, puede detectar problemas de visión en niños desde los primeros meses de edad. Tanto Huawei como DIVE Medical y el IIS Aragón trabajan para crear una versión que aunará la inteligencia artificial con la telefonía móvil. Las primeras pruebas se realizarán en centros de investigación mexicanos, chinos, españoles, del Reino Unido y de Emiratos Árabes. La primera fase consistirá en recoger datos sobre la mirada de miles de niños.

Desde el Gobierno de Aragón recuerdan que la OMS calcula que hay 19 millones de niños con problemas de visión. De este porcentaje, entre un 70 y un 80% se podría haber prevenido con un diagnóstico a tiempo. La mayor parte de la población pediátrica no tiene diagnóstico en años. Esto produce efectos nefastos en su visión, desarrollo cognitivo, educativo y social. Alrededor de unos 12,8 millones de niños están afectados de patologías oftalmológicas no graves.

Una tecnología global

Según Pueyo, la inteligencia artificial y el apoyo de la compañía china les sirve para detectar problemas de visión en niños. Cuando se disponga de los datos suficientes, podrá entrenarse las redes neuronales. Después, se creará un prototipo de dispositivo para identificar los problemas visuales de los menores. El objetivo es desplegar el prototipo en 2020 para poder tratar, una vez diagnosticadas, las deficiencias visuales.