"El juego es sencillo pero el diseño y el apartado gráfico es creativo y divertido y hemos comprobado que funciona perfectamente a la hora de distraer al paciente del dolor y de algo que le asusta”, explica Matthew Stoudt, director del proyecto, quien señala que él mismo utiliza el juego para deshacerse de su estrés diario. De momento solo está disponible la demo del juego, que se utiliza a modo de prueba en algunos hospitales de Estados Unidos.

En la demo, el jugador es transportado a un mundo virtual donde es rodeado por lagos, árboles, césped y un atardecer. El equipo señala que el entorno es relajante y que está cargado de positividad donde el paciente puede olvidarse de sus preocupaciones y centrarse en la partida. La compañía señala que continua con el desarrollo del juego y que pretende sacar versiones centradas en pacientes de otras enfermedades como el dolor crónico o el autismo.

“Consideramos que la realidad virtual tiene un gran rol que desempeñar en los tratamientos médicos. Tenemos pensado desarrollar una aplicación virtual que ayude a los cirujanos a tomar decisiones mientras operan a un paciente”, explica Stoudt, quien señala también que la realidad aumentada también tendrá un papel importante en el cuidado y tratamiento de pacientes una vez se vuelva más accesible para su desarrollo a gran escala.