Ricardo Cubedo, oncólogo del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, compartió el Desayuno Informativo del mes de octubre con MedLab Media Group y habló, entre otros muchos aspectos, de la relación entre la tecnología y el mundo de la Medicina. “La tecnología lo cambia absolutamente todo”, así de rotundo se mostró al afirmar la relación entre ambas disciplinas, y matizó que, aunque la esencia seguiría siendo la misma, lo que cambiará por completo será el modo de comunicarse con el paciente.

Como ejemplo puso la telemedicina, una disciplina que, aunque no acaba de cuajar por falta de confianza del paciente, según explicó, tiene mucho que ofrecer en el mundo de la salud que está por venir. También señaló que hay algunas especialidades en las que la telemedicina resulta muy fácil, como la Radiología o la Dermatología, porque se basan en imágenes.

«En las especialidades en las que hay mucho relato, la telemedicina es más difícil porque el paciente no está tan acostumbrado a hablar a través de una pantalla de ordenador. Al paciente le gusta acercarse a la consulta, sentarse delante del médico y contarle sus cosas».

Aunque en otras áreas parecía impensable, como en la cirugía, Ricardo Cubedo recordó que Da Vinci rompió todos los esquemas y logró algo inimaginable. “Dentro de poco, cuando sea lo suficientemente pequeño y barato… no veo por qué no podrá operar el cirujano desde su casa con un buen asistente moviéndole los palos en el quirófano”, dijo este oncólogo.

Tecnología como acceso a la información

En cuanto a la manera en la que el médico se enfrenta a la información se han producido muchas modificaciones con la aparición de las nuevas tecnologías, internet la primera de ellas. “Antes el canal eras tú y solo tú, bueno… tú y el cuñado, que es peor que internet de toda la vida”, comentó Cubedo entre risas.

Para este oncólogo especializado en sarcoma, las redes 5G, el internet de las cosas y la inteligencia artificial marcarán el nuevo concepto de la Medicina a las generaciones que están por llegar. “Dentro de poco, la visita médica va a perder mucho sentido”, reflexionó poniendo de ejemplo que en un futuro no muy lejano todo transmitiría información del paciente, desde la ropa, los terminales de salud… hasta el papel higiénico y “eso son datos de salud que te van a llegar en modo de informe de modo que sabrás cómo está en todo momento”, aseguró.

Otros de los temas abordados fue la importancia de las redes sociales en la profesión médica, no solo a nivel personal, sino también a nivel profesional. Ricardo Cubedo, fiel defensor de estas nuevas herramientas de comunicación no quiso menospreciarlas: “las redes sociales son muy importantes. Quieras o no están ahí y hay que estar atentos a ellas”. Por último, no quiso pasar por alto la falta de personal en los departamentos de comunicación relacionados con la salud y la necesidad de encontrar profesionales que comuniquen.

“Falta tiempo, pero los hospitales necesitan a alguien que comunique, porque no es lo mismo hacerte una entradita para tu Facebook que gestionar unas redes sociales profesionales. Los servicios médicos deberían tener un Twitter bien gestionado, un buen canal de YouTube, un buen Facebook… pero claro, eso consume mucho tiempo y conocimientos”, concluyó.