Este electrocardiograma mide tan solo 61 milímetros por 85,7 milímetros, menos que un teléfono móvil inteligente, y está pensado para la detección temprana de cardiopatías que luego se tratarán en un centro especializado, tal y como explicó el CEO de la empresa, Pablo García. ICardio evita al paciente tener que acudir a consulta médica y disponer de un informe diagnóstico en muy poco tiempo que te envía tu especialista en formato pdf.

"El dispositivo iCardio empodera al paciente y permite ofrecerle servicios de medicina personalizada, en escenarios como la prevención de cardiopatías, el seguimiento remoto y la predicción de agudizaciones", explicó Felip Miralles, director de eHealth de Eurecat.

Pablo García detalló que el sistema destaca por su inmediatez, los bajos costes y por la universalización que ofrece al poder ser usado por cualquier persona sin formación especializada y en cualquier momento del día.

El dispositivo está formado por una unidad de captación y un electrocardiógrafo digital profesional de alta resolución. El electrocardiograma se hace en menos de 2 minutos y no es necesario emplear ventosas, camillas, geles u otros productos. La aplicación móvil está disponible tanto para Android como para IOS.

La información a través del móvil se recibe por Bluetooth, y se puede ver el electro antes de mandarlo al centro médico del sistema. Para usarlo, solo es necesaria una unidad iCardio y tener cobertura en el móvil para recibir el diagnóstico del médico. Si hubiera algún indicio de enfermedad, informaría al médico de la necesidad de acudir a consulta.