El big data se aplicará a un proyecto de residencias de ancianos promovido por la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA) junto a la Universidad de Alcalá. El objetivo de este ambicioso proyecto es crear una plataforma electrónica que contribuya al diagnóstico precoz de enfermedades infecciosas en pacientes geriátricos.

El proyecto de big data, llamado Design and implementation of a low cost smart system for prediagnosis and telecare of infectious diseases in elderly people (SPIDEP), incorpora un sistema inteligente bastante económico para el diagnóstico y los cuidados de telemedicina en enfermedades infecciosas. La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (ERANet-LAC) es la encargada de promocionarlo, y tiene investigadores en Europa: Rumanía y Noruega; y Latinoamérica: Argentina, Panamá y República Dominicana.

Obtención masiva de datos

El punto de partida de este proyecto de big data aplicada a las residencias de ancianos fue el registro de ciertos parámetros clínicos de obtención sencilla. Estos parámetros se miden con sensores biométricos aplicados durante un año a los ancianos mayores de 65 años con distintos grados de dependencia. Las variables que medir son:  

  1. Temperatura corporal.
  2. Tensión arterial.
  3. Frecuencia de pulso.
  4. Saturación capilar de oxígeno.
  5. Conductividad cutánea.

Todos los datos obtenidos se transmitían telemáticamente a una nube que los analizaba y establecía un algoritmo diagnóstico para obtener un diagnóstico más eficaz, e incluso precoz, de las enfermedades infecciosas. Este método permitía instaurar el tratamiento precozmente, reducir la morbimortalidad, reducir los traslados a urgencias o disminuir las hospitalizaciones.

Está pensado aplicar el proyecto de big data en las residencias de la Comunidad de Madrid con el objetivo final de la telemonitorización individual del paciente. Sería especialmente útil usarlo en aquellas zonas con recursos limitados en los que el acceso médico sea más difícil que a las zonas urbanas.

El Comité de Ética e Investigación Clínica del HUPA ya ha aprobado el proyecto de big data, y considera que facilitará el intercambio de conocimientos entre médicos de centro y Suramérica, así como de Europa. Según informa Salud de la Comunidad de Madrid, la obtención masiva de datos podría mejorar cualitativamente las actuaciones médicas.

Participación española

En el grupo español participan: José Sanz Moreno, José Alberto Arranz Caso y Rafael Toro Flores, del Hospital Universitario Príncipe de Asturias; María Luz Polo Luque, Miguel Ángel Navarro Huerga, José Manuel Gómez Pulido, Daniel Rodríguez García, José Luis Castillo Sequera y Juan Antonio Gómez Pulido, de la Universidad de Alcalá.