La falta de adherencia al tratamiento continúa siendo uno de los problemas a los que se enfrentan los profesionales sanitarios. Para evitarlo el móvil puede convertirse en el mejor de los aliados. Según han destacado varios expertos en el congreso Healthio 2018, celebrado en Fira Barcelona, la falta de adherencia al tratamiento es uno de los problemas más importantes que afecta al éxito de nuevas terapias y a largo plazo a su eficacia.

Así lo ha puesto de manifiesto Oriol Bestard durante su participación en el ágora Sanitarios y Pacientes Innovadores celebrada en el marco de este congreso. Este especialista en Nefrología del Hospital de Bellvitge ha destacado el “enorme impacto que ha supuesto la introducción de la tecnología en el gasto sanitario”. “Nos hemos dado cuenta”, ha continuado, “de que la adherencia al tratamiento es uno de los problemas más importantes que afecta al éxito de nuevas terapias”.

Según este nefrólogo la falta de adherencia al tratamiento puede producirse por 3 causas:

  1. Errores en la dosis.
  2. Cuando decidimos no tomar la medicación.
  3. Cuando existen dificultades con los horarios de las tomas.

¿Por qué se produce esta falta de adherencia?, se pregunta el nefrólogo de Bellvitge. “Pues bien”, añade, “un 5% son pacientes que voluntariamente deciden no tomar la medicación, otros son pacientes que denominamos parcialmente o no voluntariamente no adherentes y, por último, tenemos los pacientes pluripatológicos”. Este especialista asegura que un estudio reciente encontró que en el caso de los trasplantes la falta de adherencia al tratamiento era una causa importante del rechazo crónico en el paciente trasplantado.

La App, una indicación del propio médico

Oriol Bestard reconoce el potencial del móvil como parte de la solución ante la falta de adherencia al tratamiento. “El móvil, y concretamente las Apps, como ayuda para evitar la falta de adherencia tiene que ser una indicación de ayuda del propio médico”. Oriol Bestard es uno de los impulsores de Trackyourmed una App que ayuda al paciente a recordar su medicación mediante recordatorios y alertas además de permitir su seguimiento.

Un dispositivo médico inteligente puede salvar vidas

Por su parte, Anna Sala, inmunóloga y creadora de Adan Health, ha presentado una inyección de adrenalina inteligente pensaba para evitar casos de anafilaxia. Tal y como ha explicado, la anafilaxia es una causa de mortalidad totalmente evitable. El dispositivo médico diseñado por esta especialista se conecta con el móvil por bluetooth y es capaz de geolocalizar al paciente en el caso de que sufra un episodio de este tipo y contactar con los servicios de emergencias.

Pero no solo el paciente alérgico puede ayudarse del móvil y las nuevas tecnologías para mejorar el cuidado de su salud. El paciente con diabetes también y esto es gracias a la pluma de insulina que ha presentado José Luis López, responsable de Insulclock. López, que es diabético tipo 1, ha diseñado una pluma inteligente que mide cuánta insulina te pones, cada cuánto tiempo te la inyectas y el tipo de insulina que utilizas. Esta herramienta es clave cuando te olvidas de la insulina, te pones 2 inyecciones por descuido o cuando te has quedado sin insulina, explica.

“Bisturí. Luz, que no veo”

“Bisturí”. Esta es la primera palabra que pronuncia el cirujano nada más empezar una operación, y la siguiente es: “la luz, que no veo”. El cirujano del Hospital Germans Trias i Pujol ha reconocido que es una situación bastante frecuente y que dificulta mucho la labor de estos profesionales. Por este motivo, Joan Francesc Julián y su equipo decidieron crear RutiLight.

Se trata de un dispositivo LED adaptable a cualquier instrumento quirúrgico que permite centrar la luz en un único punto: la zona de incisión. Este cirujano ha asegurado que esta tecnología es un gran avance y ha defendido que con su creación han respondido a una demanda real, no creada por el mercado, de estos profesionales.