Una app para controlar el dolor irruptivo en pacientes con cáncer se va a evaluar en el marco de un estudio en el que participan el Laboratorio de Psicología y Tecnología (Labpsitec) de la Universidad Jaume I (UJI), la Unidad del Dolor y el Servicio de Oncología Radioterápica del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón y la Fundación del Hospital Provincial de Castellón. Es fruto de un convenio de colaboración entre la fundación y la universidad.

Según ha informado la UJI, el dolor irruptivo oncológico es el dolor episódico transitorio que se da en pacientes de cáncer, que supone un importante impacto económico y en la calidad de vida de los afectados. De acuerdo con la directora general de la fundación, Ana Bouché, el dolor irruptivo “tiene una alta prevalencia en los pacientes oncológicos”.

La aplicación móvil, ha explicado, “permitirá conocer en detalle cuándo se produce el dolor, con qué intensidad y cuánto dura para poder tratarlo de manera más efectiva”. Dicha app ha sido desarrollada por un grupo de investigación del Labpsitec que ya había diseñado otra app para el dolor crónico.

“Ahora validaremos una nueva aplicación para el dolor irruptivo, porque los pacientes oncológicos tienen episodios esporádicos de picos de dolor y resulta complicado hacer un seguimiento de los mismos. La adaptación de la app de control del dolor facilitará el seguimiento con el objetivo final de mejorar el tratamiento y conseguir paliar el dolor”, ha comentado la investigadora Azucena García Palacios, miembro del grupo.

La app, llamada Monitor Dolor Irruptivo Oncológico, va a permitir obtener los datos en tiempo real de pacientes con dolor irruptivo oncológico para monitorizarlos y realizar una comparación con la evaluación realizada por el especialista. Además, el estudio busca evaluar la utilidad de las alarmas clínicas que envía la app para aumentar la seguridad y la eficacia de los tratamientos.

A través de la aplicación, los enfermos responden a 2 registros al día, en el que se plantean cuestiones sobre su estado de ánimo, la intensidad y el tipo de dolor, su localización, la medicación que se ha tomado y sus efectos adversos o las consecuencias en la vida diaria, el sueño, el trabajo o la actividad física. También permite registrar los episodios de dolor irruptivo cuando se están produciendo.

Las doctoras Azucena García Palacios y Diana Castilla y el doctor Carlos Suso Ribera, del Labpsitec; los facultativos Carlos Ferrer y Francisco Villegas, del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, y Verónica Martínez, investigadora de la Fundación del Hospital Provincial, conforman el equipo responsable de este estudio clínico.