El sistema permite configurar el teléfono móvil para que avise al usuario en caso de que se produzca alguna subida o bajada anormal de glucosa mediante la aplicación GlucoGuard, diseñada para Android e iOS. El brazalete está hecho de neopreno para mayor seguridad del sensor pues lo protege de roces o golpes involuntarios.

El dispositivo tiene una placa electrónica hecha en sustrato semirígido que se adapta al usuario. Además, es reutilizable y el paciente solo debe realizar un cambio del lector. Las baterías son recargables y dispone de leds que indican el estado del sistema, según informa la UMH en un comunicado.

Eduardo Fernández Jover, director general de la citada empresa y catedrático del Área de Biología Celular de la UMH, afirma que “gracias a GlucoAngel se evitan las lecturas constantes de glucosa, también durante la noche, pues el propio dispositivo avisa si hay alguna anomalía”.

Según estiman los expertos de la UMH, en España existen más de 5 millones de personas con diabetes tipo 2 y más de 29.000 menores de 15 años que padecen diabetes tipo 1. Asimismo, se detectan 1.100 nuevos casos cada año. Por este motivo, el brazalete GlucoAngel podría "mejorar la calidad de vida de los pacientes y familiares".

Instead Technologies for Helping People está promovida por el grupo de Neuroingeniería Biomédica de la UMH. Esta compañía ha colaborado en distintos proyectos de ámbito nacional e internacional para facilitar el acceso de los pacientes a las tecnologías innovadoras, como bastones electrónicos inteligentes para personas invidentes o productos para rehabilitación neuromotora.