Inforsalud 2018 se ha convertido esta semana en el escaparate de las últimas tecnologías aplicadas a la salud. El XXI Congreso Nacional de Informática de la Salud, organizado por la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), se ha celebrado en Madrid bajo el lema “Salud digital: un proyecto colaborativo”.

“Queremos que este sea el año de la apertura hacia la colaboración”, han señalado desde la organización, que considera que dicha colaboración tiene que integrar tanto a los profesionales sanitarios como a los gestores, así como a los ciudadanos “como objetivo central de todas nuestras actuaciones”.

“Inforsalud 2018 -han añadido- ofrece una oportunidad única para que los profesionales de la salud, tecnólogos, investigadores, gestores, industria, administraciones públicas y organizaciones sanitarias y sociales (públicas y privadas) puedan exponer y compartir sus demandas y necesidades, así como debatir sobre la forma de cómo avanzar en el empoderamiento de los ciudadanos en el cuidado de la salud”.

Mejorar la asistencia

El programa de Inforsalud ha incluido mesas redondas y sesiones sobre asuntos como la ciberseguridad, el big data aplicado a la salud, las necesidades del paciente digital o las nuevas herramientas para la asistencia. En ese sentido, por ejemplo, Helena Fernández, del Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia, Gradiant, presentó el proyecto DANA, un interfaz diseñado para agilizar el registro de datos en las consultas.

Se trata de una aplicación que permite al médico introducir de manera rápida los datos del paciente, sugiriendo los síntomas acompañantes que se asocian normalmente al síntoma principal; el sistema, por tanto, aprende con el uso y, de esta forma, agiliza el proceso de registro de datos, que pueden luego copiarse en la historia clínica.

La transformación de la historia clínica es, precisamente, la base de Casiopea, otro de los proyectos presentados en el marco de Inforsalud 2018. Según ha explicado Adriana Pascual, hematóloga del Hospital Infanta Elena, esta herramienta permite preparar la consulta, realizar un seguimiento de los pacientes y consultar resultados. Así, se reducen los desplazamientos innecesarios.

Por su parte, Patricia Fraga, jefa del Servicio de Radiología del Hospital de Linares, ha presentado la herramienta de notificación de incidencias, de las que suele haber pocos registros. Los datos obtenidos hasta el momento revelan que la mayoría de las incidencias están relacionadas con las placas (las pruebas más comunes) y en general son leves en relación con la afectación al paciente. Asimismo, ha mostrado que muchos pacientes van mal preparados, por lo que se ha desarrollado un protocolo para remediarlo.