La inteligencia artificial parece ser una alternativa para tratar la diabetes tipo 1, según un estudio realizado en la Unidad de Diabetes, Endocrinología y Nutrición Territorial de Girona y del Imperial College de Londres. Esta investigación, basada en ensayos clínicos de 4 meses de duración, pretende ofrecer un método personalizado para simplificar al paciente el cálculo de las dosis de insulina.

El proyecto PEPPER (Patient Empowerment through Predictive Personalised decision support) ya ha comenzado los ensayos de la mano de científicos del IDIBGI (grupo de Nutrición, Eumetabolismo y Salud del Institut d’Investigació Biomèdica de Girona) y del CIBEROBN. Estos durarán 4 meses e incluirán a pacientes de Endocrinología.

"La tecnología portátil avanzada con la inteligencia artificial puede aliviar las cargas diarias de la gestión de la diabetes tipo 1. Se está creando una herramienta que realiza predicciones basadas en datos en tiempo real, recopiladas a partir de dispositivos portátiles, con el objetivo de empoderar a las personas a administrar su medicación más fácilmente”, aseguran los expertos.

La inteligencia artificial, según los especialistas, mejora la salud, reduce los costes y beneficiaría a toda la sociedad. Hoy en día, en Girona hay 4 pacientes con terapia de dosis múltiple de insulina administradas con plumas inyectoras, y 3 pacientes con terapia de infusión subcutánea, tal y como recoge Madrid+D.

En este proyecto de inteligencia artificial, financiado por el Programa H2020 de la Comisión Europea y coordinado por la Universidad Oxford Brookes, participan el Hospital Universitari de Girona Dr. Josep Trueta, eI Imperial College de Londres, el CIBEROBN, el IDIBGI, la Universidad de Girona y las empresas Romsoft SRL y Cellnovo Group.