El número de amigos íntimos que una persona puede tener es limitado. En concreto, el círculo de amigos íntimos lo forman entre 3 y 5 personas, según estableció el antropólogo Robin Dunbar en los años 90 del siglo XX y ha confirmado ahora un estudio realizado por el científico -profesor de la Universidad de Oxford (Reino Unidos)- en colaboración con investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M).

Tal y como recoge la agencia EFE, el antropólogo determinó en su momento que no es posible tener relaciones significativas con más de 150 personas. Esa cifra, que se conoce como “número de Dunbar”, se ha avalado con una teoría matemática formulada en el marco de un estudio que explica además las razones que hacen que en general no sea posible tener más de 3-5 amigos íntimos.  

La cantidad de amigos íntimos y relaciones personales que establecemos depende de la capacidad cognitiva, entendiendo esta como el tiempo y el esfuerzo mental que se dedica a cultivar esas amistades. Hay que acordarse de los gustos o los cumpleaños de los amigos, así como compartir conversación y espacio, lo cual precisa de una capacidad cognitiva que tiene sus límites.  

“Lo que hemos hecho es una teoría matemática que predice la organización de las amistades en círculos. Es una teoría sin contenido social, puros números, que sin embargo explican un comportamiento social”, señala a EFE el catedrático de Matemáticas Anxo Sánchez.

Los científicos partieron de 2 premisas: la primera, que la capacidad cognitiva es limitada, y la segunda, que cada tipo de amistad necesita de un nivel de esfuerzo distinto. Partiendo de esa base, se formuló una teoría que predice que lo más normal es que la capacidad cognitiva permita tener relaciones con 150 personas, de las cuales 3-5 son amigos íntimos. Algunas personas, podrían tener más o menos relaciones en función de su capacidad cognitiva.

“No podemos tener relaciones con unas 150 personas y que todas sean íntimas. Si se tienen muchísimas relaciones, tiene que ser al coste de que casi todas sean superficiales”, apunta Ignacio Tamarit, también investigador de la UC3M.

Aunque como normal general el número de amigos íntimos no supera las 5 personas, hay excepciones. Es el caso de comunidades pequeñas, en las que hay menos gente con la que relacionarse, por lo que tienden a establecerse amistades más íntimas. Así, por ejemplo, si se vive en una isla con 20 personas, es fácil tender a ser “súper amigo” de todas ellas, comenta Sánchez.

El estudio se basa en datos sobre las relaciones entre estudiantes de una residencia estadounidense, de comunidades pequeñas de búlgaros, filipinos o chinos instaladas en Cataluña, así como datos de un estudio sobre una expedición a principios del siglo pasado al Polo Norte que se quedó atascada. Los resultados del estudio pueden servir para entender mejor ciertos problemas sociales. El próximo paso es comprobar si las teorías de Dunbar se confirman en Facebook.