Con el objetivo de buscar notoriedad, la campaña Ciencia en el Parlamento pretende mandar un mensaje claro a la sociedad: el conocimiento científico es importante en las propuestas políticas. Durante 2 días, el Congreso se llena de paneles de discusión, presentaciones y reuniones con el objetivo de que científicos y políticos intercambien opiniones.

Bajo el hashtag, #CienciaenelParlamento se pretende llegar a la sociedad y promover una cultura política centrada en las necesidades científicas de la sociedad, según informa la farmacéutica GSK, promotora de esta iniciativa. Para conseguir la visibilidad que la ciencia se merece, es necesario que los políticos estén en contacto con la tecnología, ciencia e innovación.

Esta iniciativa ya se está llevando a cabo en otros países, como Australia o Reino Unido, bajo el título Science Meets Parliament. En él, se organizan reuniones entre distintos sectores científico-tecnológicos relacionados con la innovación en los que colaboran los parlamentarios como interlocutores.

La Ciencia en el Parlamento está apoyada por Eduardo Oliver, líder de esta propuesta, y Cristina Henríquez de Luna, consejera delegada de GSK. La consejera aseguró que para la compañía farmacéutica era fundamental unirse a este tipo de iniciativas para unir ciencia y política. Oliver, por su parte, agradeció el apoyo de GSK por ofrecer su asesoramiento científico.

“Estamos muy contentos de nuestra participación en iniciativas como esta con las que esperamos contribuir a encontrar soluciones a los retos a los que se enfrenta la sociedad en este ámbito”, afirmó Cristina Henríquez de Luna.

Los primeros días del mes de mayo se debatieron temas científicos con el objetivo de intercambiar ideas. Además, trabajaron en pequeños grupos de discusión e hicieron reuniones dinámicas para extraer conclusiones sobre la función de la Ciencia en temas legislativos, entre otros puntos de interés.